domingo, 11 de diciembre de 2011

PILATES: --PARA LOS PROBLEMAS DE CIATICA--



Una de las principales causas de la Ciática consiste en el debilitamiento de los distintos intervertebrales de la columna, originado por el propio proceso natural de envejecimiento, por la realización de un esfuerzo excesivo o por la adopción de posturas corporales incorrectas que provocan desequilibrios en la columna vertebral.
De hecho, la mayoría de los casos de Ciática son debidos a la aparición de alguna hernia discal mediante la cual la parte gelatinosa central (o núcleo pulposo) del disco intervertebral se expande a través de la zona debilitada del disco, comprimiendo e irritando la raíz del nervio ciático e irradiándose desde allí hacia la pierna.

La mayor parte de los casos de Ciática son recuperables con la ayuda de algunos sencillos cuidados para reducir el dolor y estimular la curación. Por ejemplo, se recomienda:

• Reposo absoluto durante al menos veinticuatro horas una vez haya empezado el dolor para evitar cualquier otra lesión.

• Dormir sobre un colchón duro manteniendo una tabla debajo de él para así evitar que se hunda el cuerpo y se flexione la columna.

• Descansar reclinado sobre un costado manteniendo una almohada entre las piernas para evitar que las caderas roten originando con ello un aumento de la presión en la espalda

• O, alternativamente, tumbarse sobre la espalda, con una toalla enrollada bajo la nuca manteniendo las rodillas apoyadas sobre cojines o almohadas. En todo caso debe evitarse tumbarse sobre el estómago.

• Durante las primeras 24 a 48 horas tras la manifestación del dolor, es aconsejable aplicar hielo o compresas frías durante veinte minutos cada dos horas para reducir con ello el dolor y los espasmos musculares. Después de 48 horas puede aplicarse calor para contribuir a mejorar la circulación y acelerar la curación.

• Según los casos, es admisible la administración de medicamentos analgésicos y anti-inflamatorios (Las mujeres embarazadas deben siempre consultar antes con su médico)

• Debe evitarse levantar objetos pesados y realizar esfuerzos y movimientos innecesarios o bruscos.

Junto a estos consejos, también es muy recomendable la rehabilitación mediante técnicas de ejercicios suaves y controlados como el Método PILATES ya que su práctica contribuye a robustecer los músculos y las articulaciones de la espalda y con ello a curar o prevenir dolores ciáticos.

Además, la práctica del Método Pilates proporciona una reeducación postural muy efectiva eliminando los malos hábitos posturales (que son los principales causantes de desequilibrios y patologías en la columna vertebral). Por ello, contribuye a eliminar las posturas forzadas y a mantener la estabilidad y la posición correcta de la zona afectada y el adecuado alineamiento vertebral previniendo con ello nuevos desequilibrios y patologías vertebrales que puedan ocasionar pinzamientos del nervio ciático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada